Fernando Marín

Especias Ruca
Gerente

En circunstancias “normales” nos comportamos según nuestro estatus personal, propio, adquirido u otorgado. Y dentro del grupo se espera, se pide, se exige o se tolera un comportamiento acorde con el.
Antonio Jiménez te descoloca como individuo y descoloca al grupo.

Mediante un sencillo juego, unas sencillas instrucciones o unas sencillas limitaciones, rompe roles preestablecidos, permitiendo que afloren las virtudes, habilidades o limitaciones que normalmente permanecen inhibidas y ocultas.
El grupo se superará, actuando como grupo y dejándose liderar por el más adecuado en cada momento, independientemente de que lo sea (o así lo consideremos) en circunstancias normales.

La experiencia es válida para cualquier grupo, por heterogéneo que sea, ya sea deportivo, de ventas o de estudiantes. Es una experiencia que recomiendo como una de las más positivas que he disfrutado a mis (y en mis) 59 años.
Fernando Martín